Almogía

Descripción Geográfica: Almogía se encuentra en el interior de la provincia a 25Km de Málaga capital con una población de 3770 habitantes. El pueblo se sitúa en el Valle de Guadalhorce pegado a los Montes de Málaga. 

¿Dónde aparcar en  Almogía? Una vez cerca y adentrándonos en el pueblo observamos que no hay muchos aparcamientos, arriba en las afueras del pueblo si encontramos más sitios, pero nos metimos dentro del pueblo con el coche por las calles estrechas e inclinadas. Encontramos un estacionamiento en cuesta, aunque recomiendo aparcar en las afueras del pueblo.

Descripción Personal: Saliendo desde Málaga nos dirigimos dirección Almogía por la MA-3402, siendo una carretera secundaria de doble sentido con vistas muy bonitas durante nuestra subida del Valle de Guadalhorce, entre ellas verás el pantano junto a la presa de casasola. La carretera es frecuentada por ciclistas, por tanto, hay que tener precaución en las curvas de poca visión para evitar accidentes. Aproximándonos a nuestro destino aparece el pueblo de Almogía a su izquierda con una vista frontal donde se encuentra un mirador con una cúpula y bancos para sentarse que se convierte en un lugar perfecto para merendar,  descansar o hacerse unas fotos.

Nos dirigimos al centro del pueblo, observamos enseguida que es un pueblo tranquilo muy pintoresco, las calles estrechas muy cuidadas por los vecinos, las casas decoradas con cientos de macetas de plantas y flores coloridas. Bajando vemos una plaza pequeña encantador con una estatua en honor a los verdiales, descubrimos que Almogía es de gran importancia dentro del mundo de los verdiales, que es un folklore de naturaleza musical  muy antigua que solo se puede apreciar en esta comarca malagueña. 

Llegando a la plaza del ayuntamiento apreciamos una decena de señores sentados en la plaza charlando tranquilamente en círculo de los temas cotidianos, lo que refleja aún la vecindad acogedor de los pueblos de Málaga. Entramos en el Cafe Bar Central en la plaza principal, una pena que entramos a la hora cuando la cocina está cerrado, probamos unas tapas de la vitrina, y nos comimos unos filetes con una salsa que nos dejó con ganas de probar más platos de este bar.

Luego fuimos en búsqueda de la “Torre de la Vela” ruina del antiguo castillo de Almogía, subiendo hasta la torre, el monumento en sí, es simplemente un recuerdo de un gran pasado de este pueblo. La subida a la Torre merece la pena ya que de ahi tienes unas vistas muy bonitas para tomarse un descanso debajo de un olivo y hacer un pic-nic con vistas.

Bajando de nuevo dirección nuestro coche nos paramos a tomar algo en Casa Meño, un bar-restaurante muy acogedor decorado con muchos atributos del fútbol club Málaga y clubes ingleses, él dueño muy amable, no olviden pararse para tomar algo.

Curiosidades: Almogía es una de los pueblos más importante en el folclore de Verdiales.

Etimología: Proveniente del  árabe andalusí y romance hispánico Al-Mexia, no hay exactitud del origen del nombre, pero hay dos teorías:

  • Derivación del nombre de una tribu bereber al-mexíes
  • Una traducción lingüística del término “La hermosa”
Flower in the village of Almogía

Historia: La presencia humana en la zona de Almogía se remonta hasta la época prehistórica donde se han hallado pinturas rupestres en algunas cuevas de la zona. Junto con algunos restos de vestigios romanos se han encontrado restos del pueblo prerromano turdetana  del siglo V a II a.C. En la época romana Almogía era un punto estratégico ya que cuenta con restos de una calzada romana. 

En la época musulmana es cuando se crea un núcleo de población asentado alrededor del Castillo de Almogía, del cual solo queda actualmente la Torre de Vela que fue importante durante la revuelta de Omar ben Hafsún contra el emirato Cordobés que desempeñó un papel fundamental en la defensa del aquel pueblo llamado Bobastro. El castillo y su entorno formaban el segundo cinturón defensivo de la ciudad y fortaleza de Bobastro

La villa fue entregado en 1487 por los moros a La Reina Isabel La Catolica. La Inquisición estuvo muy afianzada y realizando inspecciones en esta región por la gran presencia de Moriscos. Los moriscos (Musulmanes del Al-Andalus bautizados al Cristianismo) participaron en la rebelión de los Alpujarras de 1568-1570 contra la monarquía española, una vez derrotados fueron expulsados al interior del país. Las tierras despobladas se repoblaron con una población cristiana procedente de las poblaciones de Teba y Antequera.

En 1564 el Consejo de Almogí­a entrega en préstamo la campana de la torre de Vela de su castillo a la Catedral de Málaga para fuera instalada en esta Iglesia Catedral.

Durante la guerra de la Independencia (1808-1814) contra la Francia napoleónica, Almogía y su castillo fueron invadidos por las tropas napoleónicas que lo destruyeron el castillo entero en su huida.

Gastronomía:

– Chanfaina

– Gazpachuelo

– Espárragos Trigueros

– Ajoblanco

– Porras Blancas

Monumentos y lugares de interés:

  • Iglesia del siglo XVI Nuestra Señora de la Asunción: Situada en la calle de la iglesia, construida sobre una antigua mezquita en el siglo XVI (1552) por el arquitecto Diego de Vergara. La iglesia fue reconstruida en 1891 después de un terremoto. 
  • Ermita del Sagrado Corazón de Jesús del siglo XVII.
  • Ermita de las Tres Cruces del siglo XVII-XVIII, restaurada hace algunos años, donde se celebra la fiesta de Verdiales de primeros de mayo.
  • Lavadero La Nora: Construido en el siglo XIX que consta de unos treinta lebrillos de barro con las piedras de lavar situados alrededor de una alberca.

Fiestas:

Día de la almendra: Cada último domingo de septiembre se celebra una fiesta dedicado a la gran tradición de almendra en Andalucía (España es el tercer productor más grande del mundo). Esta fiesta local celebra y muestra la gran tradición de cultivo de este fruto seco, los bares y restaurantes locales sirven platos enriquecidas como pueden ser el pollo, albóndigas o caracoles en salsa de almendra. La fiesta además cuenta con la plaza principal con degustaciones de los platos locales y un decorado con puestos de mercado que ofrecen productos locales y tradicionales. Toda esta festividad va acompañado con música folclórico verdiales y cánticos del coro local. 

Festival de los Verdiales: A principios de agosto.

Feria de Agosto: en honor a San Roque y San Sebastián, fiestas patronales del pueblo.

Mayo: Romería de San Isidro Labrador